Hablar en público con eficacia

_DSC0271

Hablar en público con eficacia es una habilidad que requiere un proceso de aprendizaje. En nuestra vida cotidiana hay múltiples factores que pueden restar eficacia al mensaje que se quiere transmitir en el proceso de comunicación. La representatividad y responsabilidad que supone hablar en público va a condicionar el éxito de nuestra oratoria.

Ganar confianza a la hora de hablar en público y expresar nuestras ideas con claridad, nos ayudará a no perder los nervios cuando nos tengamos que enfrentar a un auditorio. Además, mejorar nuestra actitud y relaciones interpersonales también serán importantes para combatir el miedo.

Desarrollar las claves de la comunicación profesional, dentro y fuera de la empresa es importante. Así, se podrá incrementar las habilidades de comunicación y liderazgoEl lenguaje corporal, la apariencia física y el dominio del lenguaje son aspectos predominantes cuando hablamos en público. Pero, la voz también. La velocidad, el tono, las pausas o las reiteraciones se deben conocer para utilizarlas correctamente en nuestro mensaje a transmitir. Definir el tema, los objetivos y el auditorio es algo fundamental. Así, se tendrá un buen control del espacio físico en el que nos movemos. Controlar no sólo la palabra, sino cada uno de los movimientos del cuerpo, son características de un buen orador. De este modo, se conseguirá una comunicación eficaz.

2 comentarios en “Hablar en público con eficacia”

  1. La verdad es que son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de hablar en público para que la comunicación sea eficaz. A mayores de las ya mencionadas en el post, me permitiría añadir la práctica, ya que ensayar y preparar el discurso imitando las condiciones en las que se va a pronunciar también ayuda mucho a tener controlada la situación y evitar nervios en el gran día.

    • Estamos absolutamente de acuerdo. Una de las claves de la excelencia es practicar lo más a menudo que se pueda. Si, además, tenemos la oportunidad de que graben la intervención y poder vernos para corregir y pulir poco a poco aquellas cosas que se pueden mejorar, la práctica se vuelve más efectiva. Si no, siempre tendremos a mano y buen espejo para practicar y mejorar.

      También se llegan a controlar mejor los nervios a través de la práctica. Pero se puede hacer mucho más 😉 Los días 20 y 21 de diciembre hablamos sobre el miedo escénico y cómo controlarlo. Próximamente abrimos la convocatoria.

      Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies