“Qué falta nos harían hoy hombres de Estado como Adolfo Suárez para superar estos momentos difíciles.”

“Qué falta nos harían hoy hombres de Estado como Adolfo Suárez para superar estos momentos difíciles.”

“Qué falta nos harían hoy hombres de Estado como Adolfo Suárez para superar estos momentos difíciles.”

Rodolfo Martín Villa y Manuel Campo Vidal presentaron el libro “Adolfo Suárez. El presidente inesperado de la Transición” (RBA) en el Casino de Madrid. La conversación giró en torno a la figura del ex presidente Adolfo Suárez de mano de dos protagonistas de la Historia desde dos ámbitos distintos: el de la primera línea de la política y el de la actualidad informativa.

Al acto asistieron más de 200 asistentes, entre los que se encontraban los hermanos de Suárez y dos de sus nietos, así como con Carmen Menéndez, –viuda de Santiago Carrillo-, José Francisco Palomino, Josep Borrell, Mario Armero, Marcelino Oreja, Jesús Posada,  Amparo Moraleda, Concha García Campoy, Fernando Ónega, Pilar Urbano, Mariló Montero, Ángeles Afuera, el matrimonio Montiel y María Rey, entre otros nombres destacados. Martín Villa y Campo Vidal, como testigos privilegiados, repasaron los acontecimientos que llevaron a Adolfo Suárez a convertirse en el primer presidente de la democracia. Martín Villa recuerda que Suárez se presentó desde el primer momento como “un hombre deseoso en serio de cambiar el sistema político”.

Campo Vidal presenta el libro sobre la figura del ex presidente como un acto de reivindicación del presidente que pilotó la transición y “al que no le hemos reconocido suficientemente su obra.” El periodista destaca cómo Suárez fue denostado por la prensa y los poderes fácticos antes, durante y tras su gobierno. Sin embargo, “la ciudadanía percibió enseguida que él podría ser quien trajese la democracia a este país”. “Adolfo Suárez fue un gran hombre de Estado para una gran tarea de Estado, la Transición. Qué falta nos harían hoy hombres de Estado como él para superar estos difíciles momentos”, destaca Campo Vidal.

Suárez se alió con la comunicación.

También se puso de manifiesto durante la conversación la alianza que Suárez estableció con la comunicación. “Era un comunicador excepcional y eso le ayudó de una manera fundamental en la Transición”, afirma Manuel Campo Vidal que calificó al presidente como “el más kennediano” por su conocimiento y utilización de la televisión para llevar a cabo su obra política. En la presentación del libro se proyectaron fragmentos de dos de los discursos más significativos de su carrera política, el primero que ofreció desde el salón de su casa para todos los españoles y el de dimisión. El vídeo recogía además las impresiones que sacaron de estos dos discursos políticos, que en el aquel entonces eran adolescentes, como Patxi López, Alberto Núñez Feijoo y María Dolores de Cospedal.

Ambos destacaron cualidades humanas de Adolfo Suárez como su audacia, su simpatía, su sencillez, su valor. Un hombre generoso, que “tenía el conocimiento de lo que pasaba en los lugares de decisión y también la sensibilidad de que se necesitaba un cambio”, como narra Martín Villa.

En la presentación se dio lectura al pasaje que recogió un ujier del Congreso de los Diputados del enfrentamiento entre Adolfo Suárez y Antonio Tejero el 23F. El relato, que custodiaba Alfonso Guerra hasta este mismo año, está incluido en “Adolfo Suárez. El presidente inesperado de la Transición.”

No hay comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, y ofrecerle contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies